Mi empresa va a comprar una nave industrial como inversión, ¿debo hacerlo con la misma empresa o me interesa crear una distinta?

Si la adquisición se realiza al margen de la actividad productiva de su empresa, es posible que le interese separar una rama de actividad distinta a través de un vehículo jurídico diferente de manera que quede ajeno a los riesgos inherentes a su actividad principal, no obstante, se hace aconsejable un análisis previo por Abogados expertos en materia fiscal.

Quiero comprar una empresa, ¿debo comprar acciones de la compañía o mejor los activos?

Dependiendo de la situación de la empresa, sus riesgos, la financiación que exista para su adquisición y el destino que se pretenda dar a la misma se deberá elegir una u otra alternativa, teniendo en cuenta que dicha elección puede tener importantes consecuencias jurídicas y tributarias por lo que debe realizarse un exhaustivo análisis previo por profesionales.

Tengo un hijo con una discapacidad y quiero asegurar su futuro, ¿Qué podría hacer para garantizarlo?

Una buena opción puede ser la constitución de un Patrimonio Protegido, siempre que su discapacidad consista en una una minusvalía psíquica igual o superior al 33%, o esté afectado por una minusvalía física o sensorial igual o superior al 65%. El Patrimonio Protegido otorga ventajas fiscales para los aportantes al mismo (deducción en el IRPF de hasta 10.000 Euros) y seguridad jurídica para el discapacitado, dejando bastante libertad a las partes en cuanto a la gestión y administración del mismo. En Abad Abogados y Economistas, podemos ayudarle en la constitución de patrimonios protegidos y en su organización.

¿Es cierto que si heredo las participaciones de una empresa no tendré que pagar nada?

No. La transmisión mortis causa de las participaciones o acciones de una empresa no está exenta del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones de manera automática. Se puede obtener una bonificación del 95% en el Impuesto, más el porcentaje que su Comunidad Autónoma haya podido establecer bajo una serie de supuestos. Dada la importancia de garantizar dicha bonificación, así como la normativa cambiante al respecto y las variaciones en función de la Comunidad Autónoma de domicilio social de la empresa y de domicilio de los herederos le aconsejamos se ponga en manos de abogados y asesores fiscales especialistas en empresa familiar, como Abad & Asociados Abogados y Economistas.

¿Qué me interesa más: ser empresario individual o constituir una sociedad?

Son múltiples los factores a tener en cuenta para adoptar esta decisión, entre otros: -Si existe un marco tributario específico para su actividad (por ejemplo, que se pueda acoger al régimen de módulos).
– El nivel de beneficio esperado, y el tipo medio de gravamen al que sería sometido en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en el Impuesto sobre Sociedades. – El riesgo de la actividad (endeudamiento, trabajadores, etc.) – La imagen de su negocio (una sociedad mejora la imagen de su negocio) – Los costes de mantenimiento (superiores en el caso de la Sociedad). Es por ello que es recomendable acudir a Abogados expertos en materia fiscal y jurídica, para analizar globalmente su situación y hacerle la recomendación más oportuna a su caso concreto.