Quiero comprar una empresa, ¿Qué es mejor, comprar los activos o comprar las participaciones de una sociedad?

Cualquier de las dos opciones es buena, depende de lo que se busque hacer con la empresa: gestionarla y dirigirla o usar sus activos simplemente. Si se adquieren los activos directamente se produce la subrogación en la posición del vendedor y no se tiene, en principio, ninguna obligación con la sociedad ni los trabajadores. En cambio, al adquirir las participaciones se toma el control de la sociedad y de todo lo que incluye la misma. El proceso de compra de una empresa suele conllevar complejidades jurídicas de todo tipo, máxime si la empresa adquirida tiene deudas con Seguridad Social, Agencia Tributaria, etc. por lo que es altamente recomendable que contrate los servicios de Abogados y Economistas especialistas en este ámbito, el equipo de Abad & Asociados Abogados y Economistas, puede ayudarle a completar con éxito su operación, desde la realización de la revisión (Due Diligence) de la empresa adquirida hasta el diseño más eficiente del proceso de adquisición de la misma.

Quiero crear una página web, ¿Cuál es el contrato que necesito?

Para crear una página web será necesario un contrato de hosting, es decir, un contrato con una empresa que aloja y mantiene la página web. También se necesitará un contrato para registrar el dominio que se desea, a no ser que venga incluido como una cláusula en el contrato de hosting. Además, aunque no son contratos propiamente dichos también necesitarás estar al tanto de las obligaciones que imponen la Ley en materia de protección de datos, prestación de servicios a través de medios electrónicos, términos y condiciones de uso de la web, cláusulas generales de la contratación, política de privacidad y aviso legal.

¿Cuáles son las causas de resolución de un contrato de agencia?

El contrato de agencia puede ser resuelto bien porque ha transcurrido el tiempo estipulado, mediante un preaviso suficiente (un mes por año con tope de seis meses) en caso de contratos indefinidos y de forma inmediata cuando una de las partes hubiere incumplido las obligaciones legales o contractualmente pactadas.

¿Qué es un contrato de lease back? ¿En qué me puede beneficiar?

En el lease back la empresa transfiere sus activos a una entidad financiera por una cantidad pactada, al mismo tiempo la entidad financiera garantiza a la empresa su eso mediante un contrato de leasing, en el que la empresa pagará unas cuotas por el eso de dichos bienes, pudiendo adquirirlos al final del contrato pagando lo que reste de su valor, prorrogar dicho leasing o devolver el bien a la empresa. El lease back tiene todas las ventajas fiscales de las que goza un contrato de leasing, además es una muy buena forma de financiar todo el activo de la empresa y, por supuesto, se obtiene liquidez al transferir los bienes a la empresa financiera.