Acabo de terminar de escribir un libro, ¿Cómo puedo protegerlo para que no sea copiado?

Al haber escrito un libro existen toda una serie de derechos por ser el autor que se conocen como “propiedad intelectual” que protegen la obra, todos ellos enumerados en la Ley de Propiedad Intelectual. Todos estos derechos se disfrutan sólo por crear la obra pero además existen una serie de Registros en los que conviene que se inscriba su obra, como son por ejemplo Safe Creative, Registro de la Propiedad Intelectual, o las licencias Creative Commons que proveen licencias de copyright de fácil uso.

Hemos desarrollado un invento con un profesor de la Universidad y nos gustaría protegerlo. ¿Cuáles son los pasos a seguir?

Lo primero, nunca divulguéis los detalles de vuestro invento hasta haber solicitado una patente. Será necesario reunir toda la documentación necesaria, como la descripción técnica y reivindicaciones, y se presentará la solicitud de patente correspondiente, que podrá ser a nivel nacional, comunitario o internacional. Una vez presentada la solicitud se analizarán los documentos presentados y que el invento cumple todos los requisitos para poder ser patentado, si es así, la patente será concedida.

¿Cómo puedo proteger mi marca en el ámbito europeo?

Para ello basta con solicitar una “marca comunitaria”, que tendrá una vigencia de 10 años, renovables, y desplegará sus efectos en la totalidad de la UE. Se puede solicitar directamente a la OAMI o a la OEPM.

¿Cuáles son los requisitos legales para poder patentar una idea?

Es importante dejar claro que no se puede patentar una idea como tal, lo que se patenta es su materialización, es decir, lo creado partiendo de esa idea. Para ello son necesarios tres requisitos: que sea una invención nueva, que implique actividad inventiva y que sea susceptible de aplicación industrial. En Abad & Asociados Abogados y Economistas, podemos realizar un completo estudio con el fin de garantizar la patentabilidad.

Quiero fabricar un muñeco parecido a Pocoyó, ¿Puedo tener problemas legales?

Así es, Pocoyó y sus productos están protegidos como creación de un tercero y, además, como marca registrada, por lo tanto, fabricando y comercializando un muñeco parecido se podría incurrir en violaciones de todos esos derechos protegidos y ser demandado reclamando la cesación, pago de licencias, daños y perjuicios, etc.