¿Tengo que permitir el acceso de la Inspección de trabajo?

En los supuestos en los que la Inspección de Trabajo se persone en el centro de trabajo, con carácter general se ha de permitir su entrada a la empresa o centro de trabajo y que desarrolle la labor inspectora correspondiente. De no ser así la propia inspección podría recabar incluso la colaboración de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado a los efectos de poder inspeccionar la empresa de que se trate y sancionar a la empresa por obstrucción de la labor inspectora. No obstante lo anterior, cuando el centro de trabajo que va a ser inspeccionado se trata de un domicilio particular, el inspector deberá contar con el consentimiento del titular del domicilio o, en su defecto, con una autorización judicial.